No hay nada peor que alguién te diga que lo/la decepcionaste.
O que nunca lo diga.

No hay comentarios: